✔️ 10 CONSEJOS para tener relaciones SALUDABLES en este 2021 😊

10 consejos para tener relaciones de saludables en tu vida

A lo largo del tiempo se ha podido demostrar que las relaciones amorosas saludables aumentan totalmente nuestra felicidad, mejoran la salud mental y física significativamente, reducen la ansiedad y el estrés.

Cabe mencionar que hay estudios de la Universidad de Massachusetts, que demuestran que las persones que tienen relaciones amorosas saludables, tienen totalmente mayor felicidad, mejor estado anímico y menos estrés.

Cada relación amorosa es diferente, y hay formas “simples” de hacer que las relaciones amorosas sean saludables, pero ojo estos consejos se aplican no solo a relaciones amorosas, sino también a relaciones de amistad, familiares y laborales. Estos consejos son:

1. Mantén siempre las expectativas realistas de la relación: Nadie es perfecto ni puede ser a carta cabal quienes quisiéramos que fueran, para poder considerar que una relación es saludable, hay que aceptar a las personas tal y como son y no intentar cambiarlas.

2. La Comunicación: La comunicación es algo fundamental para poder tener una relación saludable con otra persona. Es importante manifestar todos los sentimientos y aspectos tanto positivos como negativos, de esta manera se podrán comprender mejor y entenderse mutuamente.

Es importante escuchar a la otra persona y cuando esta hable no hay que interrumpirla ni pensar lo que se va a decir como respuesta, como dije es importante comprender al cien por ciento su perspectiva.

Cabe mencionar que hay que mostrarse interesado o interesada y hay que realizar preguntas como por ejemplo, acerca de sus experiencias, opiniones, gustos, disgustos, sentimientos, intereses, etc.

Un aspecto importante es que hay que compartir la información con la otra persona, hay diversos estudios mismos que demuestran que cuando compartimos información con otra persona ayuda favorablemente a comenzar las relaciones., como consejo es importante hacerle saber a la otra persona sobre nosotros mismos sin abrumarle de tanta información personal demasiado pronto.

3. Flexibilidad: Es imprescindible ser flexible, cabe destacar que es normal sentirse incómodo cuando nos enfrentamos a diversos cambios, pues las relaciones saludables o sanas permiten con facilidad el cambio y el crecimiento.

4. Cuidarse siempre: La relaciones sanas son de dos personas y hay que protegerse mutuamente, pero eso sí respetando el espacio de cada miembro de la relación, es importante no acosar a la otra persona y darle su espacio.

5. La confianza: Es importante que dentro de una relación exista confianza, si tienes planes con alguien y deseas algo serio es de vital importancia la confianza mutua, de esta manera asumes tu responsabilidad y es una manera de respeto, así se puede decir que las relaciones sanas son dignas de una óptima confianza.

6. Las peleas: ¿Sabías que una relación sana tiene varias peleas? Esto no quiere decir que no se quieran o amen, sino que significa que ambos no están de acuerdo con algún tema específico.

Cuando existe alguna pelea, primeramente cálmate antes de hablar, de esta forma la conversación o discusión será mucho más productiva y las emociones tienden a enfriarse un poco, además si estamos calmados hay más posibilidad de no decir algo hiriente que en un futuro nos podamos arrepentir.

¡Es bueno utilizar declaraciones, es decir debemos compartir cómo nos sentimos acerca del problema y debemos mencionar lo que queremos sin culpar ni herir a la otra persona, por ejemplo, “si no me haces una llamada, pienso que no estás muy preocupado o preocupada por mi” versus “Nunca me llamas, ya estoy harto! Soy sol yo el único que se preocupa por ti!”

Es vital que mantengas tu lenguaje claro y específico, trata de ser objetivo y describir claramente los actos o comportamientos que te molestan siempre evitando criticar, acusar, ofender ni crear juicios de valor. Hay que atacar al problema, a la pelea, no a la persona.

Concéntrate en el problema actual, ya que es probable que el problema se haga más y más grande si es que mencionas absolutamente todo lo que te molesta o mencionas aspectos de peleas anteriores. También es importante que evites las palabras “siempre” y “nunca” y abordes y trates de resolver el problema de una sola vez.

Debes asumir tu responsabilidad, hay que aceptar nuestros errores tal y como son, dejar el orgullo de lado y no victimizarnos. Pedir disculpas si hiciste algo más contribuye demasiado a que puedas volver a arreglar las cosas.

Cabe mencionar que debes reconocer que hay algunos problemas que no se resuelven rápidamente ni fácilmente, ustedes como pareja son personas diferentes y es muy probable de que sus valores, hábitos, gustos, creencias y personalidades no siempre deben estar alineados.

La comunicación aporta demasiado a que se entiendan de la mejor manera y así puedan abordar las angustias y preocupaciones, no obstante algunas cosas están dentro de lo más profundo y es probable que no cambien drásticamente ni significativamente.

Entonces por lo mencionado anteriormente, es importante de que averigües por ti mismo o misma qué es lo que puedes tolerar y aceptar, o cuándo ya no es saludable para ti.

7. Hay que ser afirmativo: Según, el gurú de las relaciones, el investigador John Gottman, las parejas que son felices tienen una proporción de 5 sentimientos o interacciones positivas por cada 1 sentimiento o interacción negativa con la otra persona, así que es importante que expreses calidez y afecto.

8. Hay que mantener la vida equilibrada: Existen otras personas u otros aspectos que ayudan que nuestra vida sea satisfactoria, pero no pueden satisfacer todas nuestras necesidades. Las relaciones sanas tienen espacio para actividades que se realizan al aire libre, así que ¡encuentren lo que les interesa e involúcrense!

9. Esto es un proceso: A veces parece que cuando estamos en una institución, todos se tienen confianza y química, no obstante mucha gente se preocupa sobre la integración y cómo poder caer bien a los demás, cabe mencionar que se requiere mucho tiempo para poder conocer gente nueva y poder conocerla bien, pues las relaciones saludables siempre se deben practicar y cada vez seguir mejorando más y más.

10. ¡Siempre debes ser tú mismo o misma! Es de lo más sencillo, cómodo y divertido tener nuestra autenticidad, en vez de pretender ser alguien que no somos, justamente las relaciones saludables netamente se forman con personas auténticas!.

Aquí te dejo un vídeo acerca de:
¿Por qué NO FUNCIONAN LAS RELACIONES DE PAREJA?

relacioes saludables 2021