Prediciendo la depresión utilizando caras de enfado

Un estudio revela que las personas depresivas focalizan su atención de forma particular.


La depresión es un trastorno complejo del que se sabe muy poco, ya que en sus causas podrían estar actuando de manera cruzada muchos factores. Sin embargo, una de las claves a la hora de predecir la depresión podría estar en el tipo de estímulos a los que prestamos atención, según un equipo de investigadores de la Bringhamton University.

Investigación

Este equipo de científicos realizó un experimento utilizando como grupo de muestra a 160 mujeres, 60 de las cuales habían sido diagnosticadas con depresión en algún momento de sus vidas. Cada una de estas voluntarias tenía que mirar dos tipos de imágenes: una cara con expresión neutra y otro rostro que podía mostrar un estado de tristeza, enfado o alegría.
Gracias a un sistema de rastreo de la mirada, los investigadores pudieron monitorizar el recorrido de los ojos y ver los puntos de cada set de imágenes que generaron más interés en las mujeres. De este modo pudieron analizar los resultados obtenidos para cada persona y ponerlos en relación con su historial, encontrando que las voluntarias con depresión diagnosticada tendían a mirar más las caras que mostraban enfado.

Mirar más hacia las caras de enfado indica mayor riesgo de depresión

Sin embargo, lo más interesante desde un punto de vista práctico es otro de los resultados obtenidos. Los investigadores hicieron un seguimiento de estas 60 mujeres del grupo "depresión" y comprobaron cómo aquellas que durante el experimento habían tendido a fijarse más en las caras enfadadas mostraron mayor riesgo de recaer en otra crisis durante los dos años siguientes. También se registró que estas mujeres eran más propensas a pasar por otro estadio de depresión antes que el resto de voluntarias.
En cierto modo, esto significa que el simple hecho de prestar atención a ciertos aspectos negativos de las relaciones con los demás podría incrementar las posibilidades de desarrollar depresión. Así, crear programas de intervención en los que se entrene a las personas en la modificación de sus patrones de atención podría ser de utilidad para, por decirlo de algún modo, hacer que les sea más fácil ver el lado bueno de la vida. 
Pero, a corto plazo, lo más importante es que este simple test de las caras podría ayudar a detectar aquellos casos en los que hay mayor riesgo de desarrollar depresión y tomar las medidas adecuadas antes de que suceda.

Referencias bibliográficas

  • Woody, M. L., Owens, M., Burkhouse, K. L. y Gibb, B. E. (2015). Selective Attention Toward Angry Faces and Risk for Major Depressive Disorder in Women Converging 
FUENTE :https://psicologiaymente.net

Felix Robles

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.